Collares para perros: uno para cada ocasión

Los collares para perros son uno de los accesorios más útiles para quienes tienen a un can como mascota. Ahora bien, no todos los collares son útiles o beneficiosos. Por eso es tan importante que según las características de  tu perro, utilices el que le resulte más adecuado a sus condiciones físicas.

Elementos en cuenta antes de comprar un collar para perros

Para saber cuál es el collar más apropiado para tu perro, lo recomendable es que sepas su peso y además le midas el cuello. En caso de que tu perro sea pequeño (un peso inferior a los 5 kilos) a la medida de su cuello añádele 2.5cms. Al probárselo, debe haber un espacio de un dedo entre la piel y el collar.

Si por el contrario tienes un perro de raza grande o que sobrepase  los 35kgs, súmale 7,5cms y en este caso, deben caber tres dedos.

En el caso de que sea un perros mediano cuyo peso se encuentre entre los 5 y 35 kilos, sólo deben caber dos dedos entre el collar y la piel, y a la medida del cuello a agregar son 5cms.

Tipos de collares para perros

Puede que escoger el mejor collar para tu perro te parezca simple, sin embargo, no son pocas las opciones que aparecen en el mercado. Los factores más importante a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor collar para tu perro son el peso, la edad y su comportamiento.

Vamos a hablarte de algunos tipos de collares.

  • Collar plano o enrollado: Es uno de los más usados. Se sujeta con un clip plástico o hebilla metálica. La mayoría de las veces se fabrica de plástico. Cuidado con él, si tu perro es muy juguetón, puede quedarse enganchado a otros collares cuando juegue con otros perros.

 

  • Collar de fantasía: Muy usado en los canes “estrellas”.  Por su belleza es muy popular en los circuitos de competición. Más que utilitario, se usa para enseñar “quién es el más guapo o linda de la zona”.  Pueden ser personalizados.

 

  • Collar  de cabeza: Para los perros que no están acostumbrados a ser atados es muy difícil que se adapten a este, aunque es muy cómodo para llevar. Sirve tanto para sujetar al perro por el cuello como si fuera un collar de paseo, como para llevarlo por el hocico. Debes tener en cuenta que debe quedarle holgado en el área de la boca, para que pueda sacar la lengua y nivelar su temperatura.

Otros collares

Existen otros collares muy útiles que un momento u otro puedes usar. Uno de ellos es el collar antiparasitario, con el que evitas los molestos ácaros que se le “pegan” cuando salen de paseo. Otro muy necesario es el collar de adiestramiento, con el podrás practicar ejercicios con tu perro, tanto de agilidad como de fuerza, aunque para este último se recomienda el arnés.

Conclusiones

Tener un perro conlleva no pocas responsabilidades. Llevar siempre de paseo a tu perro con el collar adecuado posibilitará una marcha feliz. Comparte este artículo si estás de acuerdo con lo útil que es este accesorio para perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *