Los gatos son celosos

Algunos consideran que sentimientos como los celos son exclusivos de los seres humanos. No obstante, si pensamos en estas sensaciones como una respuesta emocional a diferentes estímulos externos asociados a las relaciones sociales, entonces nuestras mascotas también podrían experimentar estos sentimientos.

Si bien los felinos domésticos son catalogados como seres independientes y solitarios, también tienen la sociabilidad en su naturaleza.

De esta forma, podemos afirmar que los gatos son celosos, especialmente si detectan obstáculos en la relación con su persona favorita o humano de referencia. Esta persona podrías ser tú como dueño o bien, quien lo alimenta, lo mima o juega durante horas con él.

En este artículo te mostramos como reconocer a los gatos celosos y qué puedes hacer para solucionar este comportamiento.

¿Cómo se comportan los gatos celosos y posesivos?

La primera señal de celos en tu gato son los comportamientos que buscan llamar la atención. El felino intenta que su persona de referencia se concentre solamente en él con diferentes objetivos, alimentarse, jugar o simplemente disfrutar del contacto físico.

Si se percata de que algo o alguien interfiere en su interacción con su figura de referencia o existe un ‘’rival’’ que le arrebata la atención, los gatos celosos y posesivos se mantendrán vigilantes, en actitud un tanto desafiante hacia su contrincante.

El gato celoso puede llegar a interrumpir esta interacción con el objetivo de demandar la total atención de su ‘’persona favorita’’. También podría emitir señales negativas de agresividad hacia su rival.

¿Por qué los gatos tienen celos?

Son muchos los motivos por los que tu gato puede sentir celos. A continuación, te mostramos solo algunas situaciones que pueden desencadenar este comportamiento.

Gatos celosos de bebes: Como puede ocurrir también con los primeros hijos, la llegada de un bebé a la familia significa mayor atención al nuevo integrante. En el caso de los gatos, la situación puede ser más frustrante para ellos porque muchos padres prohíben a la mascota acercarse al bebé.

Gato celoso de la pareja: Si tú eres la persona que pasa mayor tiempo con la mascota, le da de comer y juega con ella, el gato puede sentir celos de tu pareja si nota que desvías la atención. Incentivar este comportamiento puede parecer divertido, aunque podría resultar un tanto peligroso, por lo que no debes intentarlo.

Gatos celosos de otras mascotas: Mas allá de los celos, los gatos son animales muy territoriales, por lo que pueden sentirse amenazados por otras mascotas en su territorio. Especialmente si se trata de un perro, la situación puede ser más peligrosa porque es una especie diferente en cuanto al lenguaje corporal y sus comportamientos.

El mejor remedio para aliviar los celos de tu gato es incentivar la relación positiva de este con su ‘’rival’’. Si utilizamos como premio sus snacks y juguetes preferidos, puede estimular experiencias positivas en este sentido y eliminar la sensación de celos dándole seguridad y calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *