Pipetas VS collares: ¿cuál elegir?

Los antiparasitarios externos para perros más comunes son las pipetas, los collares y los sprays. Cada formato tiene sus ventajas y limitantes, por lo que su uso se puede recomendar de forma conjunta o por separado, dependiendo siempre del diagnóstico y las características de tu perro.

El error de muchos de nosotros es utilizar todos los antiparasitarios que vemos en el mercado. Esto en vez de proteger o mejorar la salud de tu mascota pudiera perjudicarla.

Por ello, con este artículo queremos ayudarte a elegir el antiparasitario externo que mejor se adapte a las necesidades de tu mascota. Continúa leyendo para que descubras como proteger a tu mascota de parásitos con collares y pipetas.

¿Qué criterios seguir en la elección entre pipetas y collares?

Es importante conocer qué producto es el ideal para tu mascota de acuerdo a sus cualidades específicas y sus necesidades. La época del año, la zona donde vives o la rutina que tienes con tu perro son otros criterios de selección a tener en cuenta.

Por ejemplo, si vives en un apartamento y no sacas mucho a tu perro de paseo, no necesitas una protección tan completa. En cambio si vives en un sitio rural o frente al mar, seguramente tu mascota esté expuesta a los mosquitos en mayor medida, por lo que deberás escoger collares antiparasitarios para perros o pipetas que actúen contra este tipo de parásitos.

De esta forma, es fundamental analizar cuáles son las particularidades de tu mascota, tanto físicamente como en lo relacionado con su rutina. Así podrás elegir el mejor antiparasitario, el que tu mascota realmente necesita.

Pipetas o Collares: Descubre sus ventajas y desventajas para tu mascota

Tanto collares como pipetas son los antiparasitarios externos más recomendados por los veterinarios. No obstante, cada uno tiene sus propias especificidades.

Las pipetas para perros se aplican de forma fácil y tienen un efecto casi inmediato. Se recomiendan tanto para la cura, como la prevención de parásitos con una acción sumamente efectiva contra pulgas y garrapatas fundamentalmente.

Deben aplicarse mensualmente y suelen tener un coste elevado, aunque las cajas usualmente tienen suficiente producto para 3 o 4 meses.

Por su parte, los collares antiparasitarios para perros constituyen un formato cómodo y fácil de colocar. Protegen a tu mascota durante mayor tiempo (6 a 8 meses), puesto que su fórmula se libera por toda la piel y el pelo del can, de forma lenta y prologanda.

No obstante, los collares no son la alternativa ideal para perros con sensibilidad en la piel. En su mayoría tampoco eliminan los parásitos, sino que más bien, previenen su aparición.

Ten en cuenta que si tu perro tiene muchos parásitos, posiblemente los antiparasitarios externos no sean suficientes. En esos casos, usualmente el veterinario recomienda un tratamiento más completo utilizando tanto antiparasitarios externos como internos.

Con todas las cartas sobre la mesa y toda la información necesaria ya puedes elegir collares o pipetas para tu mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *