¿Por qué mi perro gruñe cuando juega?

El gruñido es una expresión natural de los perros en diferentes situaciones. Este comportamiento, junto con los ladridos son expresiones caninas muy características en nuestras mascotas.

Un perro gruñendo podría ser una señal peligrosa, puesto que se trata de un sonido recurrente antes de morder o atacar a otros perros o personas. No obstante, el gruñido no siempre tiene que significar una reacción agresiva, sino también una expresión de disfrute, diversión e incluso placer.

Por ello, se hace necesario distinguir por qué gruñen los perros y cuáles son los tipos de gruñidos que tiene tu mascota en específico.

¿Por qué gruñe un perro?

Los perros tienen diferentes recursos para comunicarse y expresar sus sensaciones. Al igual que el ladrido o el aullido, el gruñido de tu perro es una forma de expresión básica con la que cuenta tu mascota para mostrar diferentes estados de ánimo.

Aunque el gruñido suele entenderse como una expresión más bien agresiva de los perros, también pueden gruñir si le duele alguna zona del cuerpo. De igual forma, el placer es otra de las razones por las que puede gruñir un perro. Se trata de un sonido diferente a la expresión agresiva pero que también podría confundirnos.

Por qué mi perro me gruñe cuando juega’’

‘’Mi cachorro muerde y gruñe durante el juego’’ es una frase que he oído cientos de veces. Independientemente de la edad de tu mascota, el gruñido es un leguaje común en cualquier momento de su vida.

Durante el juego de los cachorros o perros de cualquier edad, tu mascota puede emitir diferentes gruñidos. Ello no significa que en cualquier momento puede atacar o morder a otros perros o a las personas que estén jugando con él.

Los dueños de mascotas deben ser capaces de definir los diferentes gruñidos que pueden emitir nuestros compañeros peludos. Algunos estudios aseguran que los sonidos más cortos y ruidosos solo demuestran placer y alegría, mientras que los gruñidos más largos y menos escandalosos son los que señalan que algo malo está pasando.

Si tu mascota gruñe cuando juega, mostrándose divertida, no ocurre ningún problema. En cambio, si la notas en posición de alerta e incluso quieta, entonces su gruñido puede denotar agresividad o que se siente amenazado y actuará conforme a ello.

Conclusión

Por tanto, se hace necesario distinguir los tipos de gruñidos para identificar de forma adecuada lo que está pasando con tu mascota y actuar en consecuencia.

Como ves, el gruñido durante el juego con otros perros o personas puede ser totalmente normal, aunque debes vigilar con atención el lenguaje corporal de tu mascota. Esto te ayudará a identificar cuándo es un gruñido de diversión y cuándo el perro se siente amenazado o se encuentra más agresivo.

Para ello, también deberás conocer en profundidad a tu mascota, puesto que todos los perros no actúan de la misma forma, ni tienen los mismos comportamientos. Ponerle atención a tu amigo peludo durante sus juegos u otras actividades te permitirá descubrir sus particularidades y corregir comportamientos extraños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *