¿Qué comen los gatos domésticos?

Desde hace más de 9500 años, el gato vive cerca de los humanos. Estos pequeños felinos son de las mascotas más dulces que existen. Se conocen docenas de razas, unos con mucho pelo y otros sin ninguno. Incluso los encontramos sin colas.

¿Te has preguntado qué comen los gatos domésticos? ¿Será cierto que sólo leche o pescado, y que adoran cazar ratones? A lo largo de este artículo encontrarás lo que es verdad y lo que es mito.

¿Que pueden comer los gatos?

Si tienes este felino en casa sabrás que son carnívoros, depredadores ejemplares. Muchas personas los acogen por la facilidad que tienen para cazar ratas y ratones. Existe el mito de que cuando un ratón escucha el maullido de un gato, se aleja de casa. Los gatos se alimentan de aves, ratones, lagartos, ratas y otros pequeños animalitos.

En la alimentación de los gatos no puede faltar la carne. Sin embargo el veterinario recomienda que se le proporcione pequeñas cantidades de pasto junto al resto de la comida. El pasto es muy beneficioso para el tránsito digestivo, ya que le aporta otros nutrientes y vitaminas.

Por lo general, las comidas para gatos tienen gran cantidad de maíz, arroz y productos derivados de la carne. Estas comidas bien equilibradas son imprescindibles por su alto contenido de vitaminas y minerales. En Housepet tenemos una amplia gama de comida para gatos que puedes consultar.

Un dato curioso es que los gatos no pueden percibir los gustos dulces. Tiene que ver con una característica genética.

¿Cuántas veces come un gato?

Si tu gato vive constantemente dentro de casa, tú eres el encargado de su alimentación. Lo primero es que el gatito se adapta fácilmente a lo que le enseñes. Es aconsejable que siempre busques la opinión de un veterinario sobre las veces al día que debes alimentarlo, para que tu gato mantenga una salud adecuada.

Al igual que otras mascotas, no debes atiborrarle de comida. Puedes alimentarlo 2 veces al día, una por la mañana y otra por la tarde. Recuerda que ellos mismo buscan su alimento mediante la caza. El exceso de comida puede provocar obesidad, algo muy común en los gatos domésticos. Esto se debe además a la falta de actividad física.  

Si controlas su alimentación, puedes ayudarlos a preservar su salud. La obesidad es la causa de la diabetes mellitus, lipidosis hepática y otras enfermedades. Estas afecciones harán que la esperanza de vida de tu gatito sea muy corta. Así que ¡cuidado!

Algo muy importante: cuando hay sobrepeso, es acudir de inmediato al veterinario. La mala distribución de la dieta puede causar graves consecuencias en estos felinos domésticos.

Conclusiones

Tener un gato doméstico es una de las maneras de llenar tu hogar de alegría. No olvides que su alimentación es la clave para preservar su salud y apariencia. Así mejorarás su calidad de vida. ¡Esperamos que te haya gustado el artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *