Salud Renal y Urinaria para Perros

¿Tiene insuficiente renal crónica? ¿padece de problemas urinarios? En Housepet ponemos a tu disposición la mas amplia variedad de productos para paliar y favorecer el buen estado fisilogico de tu mascota

Hay 5 de productos.

Mostrar 1-5 de 5 elemento(s)

filtros activos

¿Cuándo estamos en presencia de insuficiencia renal en perros? Cuando los riñones son incapaces de funcionar con normalidad. El papel de este delicado órgano dentro de la maquinaria del organismo es fundamental. Sus funciones incluyen el filtrado de la sangre para eliminar sustancias nocivas acumuladas en ella y regular los niveles de hidratación. También producen ciertas vitaminas y hormonas necesarias para un correcto funcionamiento del cuerpo.

Insuficiencia renal en perros, primero las causas

Tipos de insuficiencia renal

Existen dos tipos de insuficiencia renal en perros. La insuficiencia renal aguda (IRA), y la insuficiencia renal crónica (IRC). Diversos factores causan la primera y aparece siempre de forma repentina. La segunda es más común en perros de edad avanzada. Normalmente se debe a un deterioro progresivo del organismo.

Síntomas de insuficiencia renal en perros

Los síntomas más comunes de la insuficiencia renal aguda (IRA) incluyen vómitos y pérdida completa del apetito. También debilidad física, pérdida de coordinación y letargo marcado. Otros pueden ser la desorientación y disminución de la orina.

A la insuficiencia renal crónica (IRC), la más grave, se le añaden además retención de líquidos en las extremidades y el abdomen. Así como sangre en la orina, anemia y diarrea. También deshidratación, postura encorvada y renuencia a moverse. Algunos síntomas estéticos son un pelaje en mal estado, úlceras bucales y mal aliento por la acumulación de toxinas en el torrente sanguíneo. También cambios de coloración en la retina, provocados por un aumento en la presión arterial.

¿Las causas de estos síntomas?

Son diversas. Estas son las más comunes. Ingestión accidental de algún veneno, anticongelante o medicamento. Infección bacteriana aguda u obstrucción urinaria. También puede deberse a la deshidratación causada por un difícil y escaso acceso del perro a suficiente agua potable.

Cómo tratar la insuficiencia renal en perros

¡Reacciona lo más rápido que puedas! La IRA puede ser tratada eficazmente, incluso revertida. En el caso de la IRC, en la gran mayoría de los casos la enfermedad desafortunadamente es irreversible.

Primeras medidas a tomar

Si detectas en tu mascota los síntomas mencionados anteriormente, o simplemente sospechas, no demores. Llama de inmediato a tu veterinario y prepárate para transportarlo a la clínica de emergencias para animales.

Si el especialista determina que tu mascota sufre de IRA, es muy posible que recomiende hospitalización y tratamiento intensivo. La recuperación completa dependerá del grado de daño sufrido por los órganos.

El objetivo del tratamiento es proporcionar cuidados de apoyo, para facilitar la recuperación paulatina de los riñones. No desesperes. El proceso puede tomar desde varios días hasta semanas.

Tratamiento para la insuficiencia renal en perros

Esencial es que veterinario logre determinar la fuente de la IRC y qué la provoca.

Existe un concepto básico para el tratamiento la insuficiencia renal en perros. La fluidoterapia. Debido a la gran cantidad de agua que no es absorbida por el cuerpo este tratamiento evita la deshidratación. La infiltración de fluido subcutáneo no es difícil y puedes hacerla incluso en casa, luego de ser instruido por tu veterinario.

Suele añadirse potasio a los líquidos y alimentos. Se hace para prevenir debilidad muscular y perturbaciones del ritmo cardiaco causados por niveles electrolíticos anormalmente bajos. Pero el perro debe tener siempre fácil acceso a agua fresca y limpia. No le retires el agua durante la noche. Esto de seguro agudizará su crisis de salud.

El control del alimento dado a un perro con IRC es fundamental. Te recomiendo proteína de alta calidad y alto contenido de humedad. Pero el consumo de fósforo debe ser restringido.

Mejor es prevenir que curar

No siempre es posible prevenir la IRA. No conocemos todas las causas que la provocan. Pero eso no significa quedarte de brazos cruzados.

Mantén a tu mascota lejos de sustancias tóxicas, metales pesados, veneno para ratas y pesticidas. Si detectas alguna infección bacteriana, asegúrale tratamiento inmediato. Evita maltratarlo, los traumas físicos pueden provocar insuficiencia renal.

Evita en lo posible el uso de medicamentos, vacunas y procedimientos quirúrgicos. Esto reducirá la cantidad de toxinas que tiene que procesar su hígado y riñones. Ofrécele una dieta sana. Evítale la comida para mascotas altamente procesada. Esta carece de humedad y proteína de calidad. Y está estrechamente vinculada a una gran cantidad de enfermedades degenerativas en los animales domésticos.

Dale importancia incluso a los más pequeños cambios en el comportamiento, apetito, sed y energía de tu mascota. Si el instinto te alerta no lo dudes. Acude a tu veterinario y cerciórate de su estado de salud. Recuerda. El amor y fidelidad de tu mascota son incondicionales. Ella estará contigo hasta el final de sus días. Retribúyele con la mejor calidad de vida que puedas ofrecerle como si fuera para ti mismo.